• ¡En oferta!

Aceite de Coco Orgánico

$ 1.750,00
Impuestos incluídos

Es un potente hidratante de la piel, tanto en el rostro como el cuerpo. Las pieles secas agradecen un cuidado natural para recuperar los niveles de agua normales en las células. 

Genera un efecto antiarrugas. Esto es debido a la cantidad de antioxidantes que hay en el coco. Combate bien los radicales libres, por eso se encuentra formando parte de cosméticos naturales antiedad, combatiendo tambien las bolsas y ojeras.

El Aceite de coco ecológico y orgánico, a diferencia del que no lo es, se encuentra sin blanquear, sin refinar y sin desodorizar por lo que es más rico en vitaminas y minerales.

Presentacion: 220 gr.

Cantidad

 

Toda la informacion personal ingresada en Organic.com.ar esta encriptada y no puede ser interceptada por ciber-delincuentes.

 

Realizamos envíos a todo el país. Los envíos a Rosario tienen un importante descuento.

Es muy útil para los labios resecos, el coco restaura la humedad sin dejar un mal sabor en la boca. 

Efecto suavizante. Su uso sobre las manos y en masajes corporales mejorará el estado de la piel dejándola suave y sedosa.

Es desinfectante y antimicrobiano. Esto se debe a la elevada presencia de vitaminas de carácter antioxidante.

En exfoliantes. Algunas exfoliaciones, como en el caso de las arcillas, son algo agresivas y pueden dañar la piel. El uso del aceite de coco después del tratamiento, ayuda a calmar la piel y restaurar su hidratación.

Cómo usarlo:

Como aceite corporal

El aceite de coco puede usarse como crema nutritiva para la piel. Es untosa, por lo que podría resultarnos un tanto molesta si no esperamos lo suficiente hasta que se absorba, a ser posible masajeando la zona para agilizar el proceso. Se puede recomendar aplicar en la ducha y enjuagar antes de salir del baño, con lo que la temperatura de la piel mantendrá los poros más abiertos y se absorberá mejor. Por último, también es interesante como aceite de masaje. Incluso acepta unas gotas de aceites esenciales para potenciar sus efectos y elegir un aroma que nos resulte agradable.

Sobre las estrías. El aceite de rosa mosqueta o las almendras dulces son buen reductor de las estrías, pero el coco también lo es (incluso se puede hacer una mezcla de ellos ). Es más eficaz sobre las estrías rojas, que sobre las blancas. 

Efectos en el rostro:

Los aceites de almendras dulces y el coco ayudan a minimizar bolsas y ojeras. Aplicando unas gotitas cada noche antes de dormir y limpiar luego con agua tibia.  Se pueden combinar y conseguir un mayor efecto. También puede combinarse con aceite de oliva o crema de aloe vera. Efecto antiarrugas. Esto es debido a la cantidad de antioxidantes que hay en el coco. Combate bien los radicales libres, por eso se encuentra formando parte de cosméticos naturales antiedad. Para proteger zonas delicadas: Las zonas delicadas, sobre todo las del rostro, como los labios, el contorno de ojos necesitan un cuidado extra. El aceite de coco nos ayuda a mantener ambas zonas hidratadas y protegidas. Bastará con unas gotitas para conseguir la humectación idónea. 

Por otro lado, ayuda a fortalecer las uñas, pues refuerza la delicada piel de la cutícula. 

Pelo más liso e hidratado. Su composición grasa hace del aceite de coco un producto natural muy eficaz para hidratar el pelo. Conseguiremos grandes resultados para prevenir las puntas abiertas y el pelo extremadamente seco, pero hay que tener cuidado con aplicarlo cerca de la raíz si no queremos perder volumen. Su peso hará más complicado que el pelo quede voluminoso, pero aplicado en las medias puntas lograremos un brillo espectacular.

Si lo aplicamos con el pelo seco, será de gran ayuda para protegerlo del resecamiento producido por el viento y el sol. Es ideal para aplicar en la playa, pues al ser biodegradable bañarse no será un problema a nivel ambiental. Y, del mismo modo, podemos darle un uso de mascarilla o acondicionar previa o posterior a la ducha o al baño. Aplicado después del champú, dejando actuar durante cinco o diez minutos, conseguiremos un efecto más intenso que nos ayudará a alisar luego el pelo. En cabellos rizados el efecto alisado será más fácil de conseguir aplicándolo luego, una vez seco, mientras lo peinamos con el secador o lo dejamos secar al aire libre, peinando con un cepillo redondo.

En el cabello, sirve para desencrespar el pelo y dejarlo liso y bien hidratado. Se debe aplicar desde el cuero cabelludo hasta las puntas para repararlas adecuadamente. Retirar con champú después del tratamiento.

Desmaquillante

Puede que no funcione con productos de maquillaje resistentes al agua o de larga duración. En general, sin embarogo, podría sernos de gran ayuda para eliminar el maquillaje. Para lograr los mejores resultados, aplicar el aceite tibio empapado en un algodón, y para finalizar enjuagaremos con agua tibia.

Exfoliante corporal

Hay un sinfín de fórmulas para fabricar nuestro propio exfoliante corporal en las que el aceite de coco sería un ingrediente diez. Combinar con ingredientes que ayuden a realizar la abrasión, azúcar de coco,  arroz molido, café molido, lentejas molidas, azúcar mascabo, cualquier otro que cumpla la función de eliminar las capas superficiales de la piel. Es recomendable usar todos ingredientes organicos, eso garantiza una mejor hidratación, ya que nada fue expuesto a herbicidas o agroquimicos.

Por lo tanto, bastará con combinar dos ingredientes, y que uno de ellos sea el aceite de coco, en su estado sólido preferentemente. En cuanto comencemos a extender la mezcla observaremos que el aceite va derritiéndose y suaviza la piel, por lo que la exfoliación será menos agresiva. La proporción es de medita taza de aceite de coco y un puñado de azúcar,  o cualquier otro ingrediente exfoliante. 

El resultado será una piel resplandeciente, libre de células muertas y muy suave. Si lo deseamos, añadir unas gotas de nuestro aceite esencial favorito y además la piel quedará sutilmente perfumada.

CONSERVACIÓN: temperatura ambiente (24 grados) y evitemos que reciba luz solar directa. Conviene conservarlo en un recipiente cerrado, preferiblemente sin recurrir al frigorífico.

Aname Vio